lunes, 18 de junio de 2018

7 de cada 10 tatuajes se eliminan por rupturas amorosas

692556448
7 de cada 10 tatuajes se eliminan por rupturas amorosas

Las rupturas amorosas, la moda, y no haber cubierto las expectativas del diseño, son las causas más comunes para quitarse un tatuaje.

El 60% de quienes desean quitarse un tatuaje vinculado con una relación pasada, son mujeres.
Acudir a una clínica en el extranjero puede ser hasta 6 veces más caro.

De acuerdo con cifras 70% de las personas que acuden a eliminarse un tatuaje lo hacen por una ruptura amorosa, mientras que 10% toma esta decisión debido a la sensación de que su tatuaje ya pasó de moda, 8% de las personas se retiran sus tatuajes debido a que la calidad no cumplió con sus expectativas, mientras que el 7% desean realizarse un cover up y 5% por motivos profesionales o laborales.

8 de cada 10 de las personas que acuden para retirarse un tatuaje por rupturas amorosas se hicieron el tatuaje antes de cumplir 24 años, una etapa en la que sus comportamientos son más impulsivos y rebeldes.

“Muchas de las personas que acuden a la remoción de tatuajes son personas que de jóvenes se tatuaron el nombre de su pareja, la mayoría de las veces fue un acto impulsivo por lo que es normal que ahora busquen soluciones para deshacerse de los recuerdos que les trae ese tatuaje".

Los 5 motivos más frecuentes por los que una persona decide retirar un tatuaje de su piel, de acuerdo con las cifras de son las siguientes:

Nombre de expareja, o tatuaje vinculado con una relación: 70%
Ya pasó de moda: 10%
Tatuaje de muy poca calidad, no fue lo que se esperaba: 8%
Motivos profesionales o laborales: 7%
Desean realizarse un cover up: 5%

Dentro de los tatuajes vinculados con relaciones amorosas pasadas, los elementos más comunes que la gente desea eliminar de su piel son los nombres o iniciales de su expareja, figuras como corazones y flores.

Por otro lado, datos señalan que las mujeres son quienes más acuden a retirarse este tipo de tatuajes, representando el 70% de los casos de este tipo. “Usualmente, la misma persona que se retira el tatuaje es quien paga por el tratamiento. Sin embargo, en tres de cada 10 casos, la nueva pareja de la persona se involucra también en el retiro del tatuaje, ya sea pagando un porcentaje de las sesiones o animando a su pareja a retirarse su tatuaje".

Respecto al momento en que una persona decide eliminar un tatuaje vinculado a una relación pasada, se señala que hay tres etapas durante las cuales las personas toman esta decisión: como parte del duelo por el fin de la relación; al iniciar una nueva relación con otra persona; o bien, debido a que han decidido contraer matrimonio con una nueva pareja.

Al mismo tiempo, hay una explicación fisiológica para que una persona quiera retirar un tatuaje que le recuerda a su expareja: le duele físicamente. El psicoterapeuta Alan Rozz explica que los recuerdos de una relación pasada provocan un dolor real en las personas. “Cuando se miran imágenes de antiguas parejas que no se han superado, o vemos algún elemento que nos recuerda a ellas, como puede ser un tatuaje, se desencadena una reacción en el cerebro similar a la que provoca la abstinencia en una persona adicta a alguna droga. El dolor entonces no es una metáfora ni una forma de explicar la ruptura, sino una sensación real que afecta a la gente”, indica.



redacción

Hot Wheels celebra sus 50 años con la 11° edición de Salón Hot Wheels en CDMX

Hot Wheels celebra en grande sus 50 años con la 11° edición de Salón Hot Wheels en CDMX · Arranca el 11° Salón Hot Wheels en el...