martes, 19 de marzo de 2013

Videoconferencias desde la Casa: Guía de Supervivencia, cortesía de Avaya


Por Robin Raulf-Sager

Voy a ser honesta con ustedes. En varias ocasiones durante mi carrera me he alegrado por la ausencia de cámaras. No es necesario entrar en detalles pero digamos que es mucho más fácil cultivar una imagen profesional dentro del ordenado espacio de la oficina que rodeado por la evidencia de niños pequeños, animales y las ocasionales emergencias domésticas.

A medida que se populariza la capacidad de hacer videoconferencias, más trabajadores móviles van a unirse a reuniones a través de video desde sus cuartos de oficina en la casa.

Afortunadamente hay maneras de participar de sesiones de videoconferencia y proteger su imagen al mismo tiempo.


1. Verifique cómo se ve en cámara

Lance su aplicación de video y pruebe distintos ángulos de la cámara. Si tiene una ventana a sus espaldas, por ejemplo, puede ser que reciba tanta luz de fondo que no se vean sus rasgos. Esto puede ser un beneficio si no llegó a tiempo a darse una ducha antes de la sesión, pero de lo contrario, no es recomendable.

2. Posición de su cámara

Trate de tener la cámara directamente frente de su cara. Para ello, tal vez tenga que elevar su laptop o tableta, o acercarlo más de lo habitual. Es importante evitar que su rostro se vea como dos orificios de nariz gigantes (si la cámara está muy baja y apuntando hacia arriba) o que su rostro aparezca cortado.

3. Revise qué se ve de fondo

Revise qué elementos se ven detrás de usted y actúe en consecuencia. Esto puede implicar mover fotos personales que no desea compartir, ordenar para dar una imagen de prolijidad o literalmente instalar un biombo para tener más privacidad.

4. Silencie la sesión estratégicamente

En una sesión de múltiples partes, a menos que usted esté presentando, probablemente no hable por largos períodos de tiempo. Cuando eso sucede, habilite la función de silenciar. Así evitará llamar la atención con los ruidos de fondo que puedan surgir, como un timbre que suena, un perro que ladra, o un niño que grita. Recuerde volver a oprimir el botón para abrir su micrófono cuando quiera hablar, a menos claro, que sus colegas sean expertos en leer los labios.

5. Quite el cuadrado con su rostro

En muchas aplicaciones de videoconferencia, usted ve a todos los participantes de la sesión, incluido usted mismo. Tome el tiempo para asegurar que el ángulo de su cámara está bien, la luz lo favorece y el fondo está ordenado, y luego, deshabilite la opción de verse a uno mismo. Es humano distraerse mirando su propia imagen. Usted disfrutará más la experiencia e interactuará más naturalmente si no se está viendo.



La autora es directora of Comunicaciones de Avaya Radvision

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!

Se confirma campaña dirigida al sector hotelero para robar datos de tarjetas de crédito. México entre los afectados

Se descubre campaña de malware dirigida al sector hotelero para robar datos de tarjetas de crédito Esta campaña sin precedentes ha afe...