martes, 15 de noviembre de 2016

Red Bull TV estrena la serie documental “Driving Dirty: The Road to the Baja 1000”

image001Este lunes, 14 de noviembre, Red Bull TV estrenó la serie documental “Driving Dirty: The Road to the Baja 1000”. 

Esta serie de cinco episodios refleja el camino de cinco equipos de carreras, quienes arriesgan dinero, motores y hasta la seguridad personal mientras se preparan para el evento de off-road más importante de Norte América. 

Los cinco episodios están disponibles en VOD de manera gratuita en Red Bull TV.

Eliseo Garcia Jr es piloto del equipo mexicano, Chinolas, uno de los cinco equipos protagonistas de “Driving Dirty: The Road to the Baja 1000” y originarios de Ensenada, Baja California. Eliso tiene muchos motivos para correr año con año la Baja 1000. El evento más importante y la tradición que le ha inculcado su padre, quien estuvo en la primera edición de la legendaria carrera, en 1967. El equipo Chinolas ha sido varias veces ganador de la Baja 1000 en la Clase 9, y desde el año pasado está metido en un nuevo proyecto armando y participando en un buggie de la Clase 10.

A continuación, les compartimos una entrevista realizada a Eliseo Garcia Jr previa a su participación en la Baja 1000.

Eres uno de los personajes que aparecen en la serie Driving Dirty: The Road to the Baja 1000, ¿Qué representa esto para ti?

“Es un gran orgullo por ser el único equipo mexicano que aparece en esta serie. Es también un gran compromiso para con todos mis paisanos, con todos los mexicanos, para poder poner el nombre de México en alto. La gente nos está buscando mucho a través de nuestras redes sociales. Hemos tenido varias visitas a nuestra página en Facebook, en nuestro website también. Nos sentimos especiales y al mismo tiempo observados. Esto significa que la gente espera algo bueno de nosotros. Tenemos que dar un buen resultado para poner en alto el nombre de México.

Teniendo en casa uno de los hombres que corrieron la primera Baja 1000, era más que obvio que tú hicieras lo mismo.

“Mi papá empezó en 1967 como organizador y promotor ayudando a NORRA (National Off Road Racing Association), quienes organizaron la primera “Mexican 1000”, que era el nombre original de la Baja 1000. Mi papá estuvo muy cerca del promotor original que fue Ed Pearlman. Mi padre corrió en dos ocasiones en ‘67 y ‘68, aunque la mayoría del tiempo estuvo más del lado de la promoción que de correr”.

Has ganado en algunas ocasiones esta competencia dentro de la Clase 9 pero ahora has hecho un proyecto muy interesante armando de cero y compitiendo en un buggie Clase 10.

“Nosotros comenzamos en la clase 9 y luego subimos a la clase 1/2-1600, que es también un buggie pero con menos limitaciones. Ahí corrimos de 2007 a 2014, quedando en segundo lugar del campeonato SCORE -quienes organizan actualmente la Baja 1000 – en el 2013. En 2014 no corrimos porque comenzamos a construir la clase 10, y esto tomó 8 meses. Estrenamos ese auto en la Baja 1000 2014. Ahí terminamos sexto. Al siguiente año corrimos todo el serial SCORE aprendiendo esta nueva categoría que tiene mucha más velocidad, ya que nuestra velocidad máxima en la clase 1/2-1600 era de 135 km/h. Ahora en la clase 10 la máxima es de 182 km/h. Es algo muy diferente que no tiene limitaciones en cuanto a la suspensión. El único límite que tienes es el motor 4 cilindros. Esta categoría es muy competida ya que en este 2016 hay 24 autos registrados, en su mayoría extranjeros. Estamos luchando contra viento y marea en una categoría que no es nada sencilla y es muy costosa, pero que nos deja muchas satisfacciones. Para este año pudimos encontrar la transmisión perfecta para este vehículo luego de que en 2015 tuvimos problemas en esa parte del auto”.

La Baja 1000 2016 entonces luce mucho muy prometedora para ustedes.

“Estamos súper confiados de que el vehículo está preparado al 100% ya que prácticamente lo hicimos todo nuevo para esta edición. Se reemplazaron todas las piezas de suspensión, se les da servicio a amortiguadores, la transmisión se vuelve a ensamblar, el motor se manda rectificar y se manda al dinamómetro. El vehículo está ahorita como si fuera nuevo”.

Tienes una hija que corre en bicicleta de montaña y teniendo esta competitividad en casa, ¿qué va a pasar si un día te dice que quiere correr la Baja 1000?


“¡Pues adelante! Tengo dos hijas y la más grande, ya me hizo de copiloto en una carrera local de San Felipe. Hay que seguir con la tradición, yo no me opongo para nada, si en algún momento alguna de ellas me dice que quiere hacerlo, pues bienvenida. Uno como hombre piensa que si tuviera un hijo sería perfecto, pero en mi caso sé lo que tengo y las dos tienen lo suyo. Una de ellas es intrépida en la montaña con la bicicleta y la otra ya está pensando en el carro”.

Tú como héroe local, ¿es mucha la responsabilidad para con la gente de Ensenada o es más para ti un compromiso personal?

“Yo creo que es un poco de ambos, porque nos debemos a la gente local que nos apoya, que está al pendiente. En nuestras redes sociales tenemos algo más de 6,000 likes y significa que están al pendiente de todo lo que estamos haciendo. Eso pues de alguna manera nos da satisfacción, pero también nos da responsabilidad porque tenemos que estar dando un buen ejemplo, tratando de dar algo que valga la pena. En lo personal, yo creo que cualquier persona que toma la bandera verde para arrancar en un evento de estos, quiere estar en el podio. Para mí, es uno de los deseos primordiales poder ganar una Baja 1000 en la clase 10 porque muy pocos equipos mexicanos lo han logrado. Es una categoría con mucha participación de equipos estadounidenses, y para nosotros, poder hacerlo y lograrlo sería una gran hazaña”.

“Correr la Baja 1000 es como hacerlo en una zona de guerra”, esta frase es tuya…

“(Risas…) Pues… de alguna manera cuando conoces la Baja como la palma de tu mano, porque nosotros estamos ahí, 3 o 4 veces al año estamos viajando y haciendo lo mismo, esto tiene su encanto. La Baja es un lugar místico, es un lugar que tiene su propia magia. Hemos hecho el primer recorrido y nos tomó más tiempo de lo normal y terminamos ya tarde, y el desierto de noche, con los cactus, con cardones, las luces, las sombras, es… simplemente mágico. No hay palabras para describirlo, es algo que tienes que hacer por lo menos una vez en la vida para que entiendas lo que se siente. Sientes temor porque estás en el medio de la nada y si mecánicamente tienes una falla, sabes que nadie te va a poder apoyar y vas a estar solo, pero a su vez es también una sensación de adrenalina y reto que tienes que ir a la velocidad máxima posible porque quieres ir a ganar. Es también aprendizaje porque la Baja también te enseña a respetar y a que por más preparado que estés y por más recursos que tengas, al momento en el que tomas la bandera de cuadros, todos estamos en el mismo lugar, todos somos hermanos”.

Caminar por entre la arrancada de la Baja 1000 te permite ver niños con camionetas off road de juguete en vez de pelotas, te deja ver que, para todos, es el evento del año en Ensenada.

“No solo en Ensenada, sino en toda la Baja California, tanto en la norte como en la Baja California Sur, y hasta un poco más allá, este es el deporte nacional, el off road. Tal vez si hay afición al fútbol, al béisbol, pero la juventud, los niños, todos se paralizan cuando hay carreras, sobre todo en Ensenada. Yo cuando estaba en la secundaria me iba de pinta porque había que ir a la revisión técnica y había que estar ahí tomándome fotos y tenía que ir a pedir autógrafos, calcomanías, etc. Es algo que no se ve en todo México.


redacción

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola!

Todo Ultraman estará disponible. 1100 capítulos y 20 películas. Remasterizadas

Mill Creek Entertainment de Minneapolis e Indigo Entertainment en U.K. han adquirido los derechos (físicos y digitales) para toda la li...